Opera Tickets Italy

Scuola Grande di San Teodoro


Settore I, € 46
Settore II, € 34



Las Cuatro Estaciones, I Musici Veneziani

Las Cuatro Estaciones, I Musici Veneziani

Las Cuatro Estaciones de Antonio Vivaldi son una de esas composiciones únicas que no sólo han superado la prueba del paso del tiempo, sino que además la desafían. Tres siglos después de su creación, estos concertos para violín siguen ardiendo con la misma llama creativa. Ataviados con trajes barrocos, los componentes de I Musici Veneziani rinden homenaje al genio eterno de Vivaldi con una interpretación especial de Las Cuatro Estaciones, que transportará al público a la edad de oro de la República de Venecia. Una maravillosa representación clásica les espera en la impresionante Scuola Grande di San Teodoro de Venecia.

A Antonio Vivaldi le surgió la idea de sus Cuatro Estaciones durante una larga visita a la campiña italiana. Su composición quedó completada en 1723, durante su estancia en Mantua, donde era maestro de capilla, y sus concertos se publicaron por primera vez en Ámsterdam en 1725. La publicación ya era especial porque incluía no sólo las partituras sino también los sonetos correspondientes. Supuestamente escritos por el propio Vivaldi, estos poemas proporcionan el contexto y la dirección narrativa de cada movimiento musical. En aquella época, este tipo de creación musical programática era inaudito, lo que constituye un ejemplo más del estilo y el enfoque creativo únicos de Vivaldi.

Dejando a un lado su acompañamiento poético, Las Cuatro Estaciones son, ante todo, una espléndida obra de música clásica. En las talentosas manos de I Musici Veneziani, estos concertos cobran vida con toda la calidad del sentido homenaje de Vivaldi a la naturaleza. El agudo oyente identificará el canto de numerosas especies de pájaros, el murmullo de los ríos, el romper de las olas, el ladrido de perros pastores, el fuerte soplar del viento y el rugir de las tormentas. Todos estos sonidos naturales y algunos otros encuentran su reflejo casi perfecto en las líneas instrumentales y los innovadores efectos sonoros que creó Vivaldi. Adelantado a su tiempo, el compositor barroco plasmó en su música su admiración por la naturaleza y produjo una obra musical que va más allá del tiempo y del espacio. La interpretación de Las Cuatro Estaciones en la Scuola Grande di San Teodoro de Venecia confirma una vez más que estas obras maestras pertenecen a una categoría aparte.