Opera Tickets Italy




    Giselle, Ballet de Adolphe-Charles Adam

    Giselle, Ballet de Adolphe-Charles Adam

    La historia de Giselle, muchacha frágil, ingenua y con el corazón roto, ha inspirado a muchos compositores románticos, pero ninguno la llevó al escenario de forma tan hermosa como lo hizo el francés Adolphe Adam. La combinación fluida de escenas pastorales y sobrenaturales del ballet y la partitura cargada de emoción lo convirtieron en un clásico de manera inmediata. Desde su estreno por la compañía de ballet del Théâtre de l'Académie royale de musique (actual Ópera Nacional de París) en la Sala Le Peletier de la capital francesa el 28 de junio de 1841, Giselle de Adam es una parte indeleble del repertorio. Espectadores de todo el mundo se han entregado a la seducción, el abandono y la muerte de la joven campesina. Esta temporada, el público del Teatro dell'Opera di Roma se sumergirá también en esa trágica y romántica historia.

    La coreografía original de Giselle fue obra de Jean Coralli y Jules Perrot, aunque este último nunca fue acreditado oficialmente a pesar de que las expresivas rutinas de baile de Giselle habrían sido concebidas por él. Décadas después del estreno, el maestro de ballet Marius Petipa primero y el coreógrafo Anton Dolin posteriormente, aportaron modificaciones a la coreografía original y añadieron otro elemento narrativo a la acción en escena. La partitura de Adam se integra de manera única en la narración, y la música actúa como otro poderoso recurso narrativo.

    El argumento de Giselle tiene dos fuentes principales: la historia de las Wilis del texto De l'Allemagne de Heinrich Heine y el poema Fantômes de Victor Hugo. Basándose en estas dos grandes fuentes, Jules-Henri Vernoy de Saint-Georges y Théophile Gautier elaboraron el argumento del ballet. La joven e inocente campesina Giselle se enamora de Albrecht, un mujeriego en serie que, como era de esperar, se aprovecha de ella y desaparece. Incapaz de soportar la pena, la joven se va apagando hasta que fallece. Las Wilis, fantasmas vengativos de mujeres agraviadas, la sacan de su tumba para convertirla en fantasma y persiguen a Albrecht a fin de imponerle su cruel castigo: bailar en grupo con él hasta que muera de agotamiento. ¿Salvará el buen corazón de Giselle a Albrecht de esta dolorosa muerte? El público del Teatro Costanzi debe estar preparado para una excitante representación.




    image Римский оперный театр / Silvia Lelli / Teatro dell'Opera di Roma