Opera Tickets Italy




    Requiem in d minor, W. A. Mozart

    Requiem in d minor, W. A. Mozart

    Hay muy pocas obras fúnebres capaces de competir con la profundidad y la monumentalidad del Réquiem en re menor, K. 626 del inmortal Wolfgang Amadeus Mozart. La composición final e inacabada del compositor austríaco se clasifica en una categoría aparte gracias a sus catárticas armonías ascendentes, a los puntos y contrapuntos que se van acumulando lentamente como si se elevaran hasta el cielo, y a la orquestación que roza prodigiosamente la perfección que caracteriza todo el repertorio de Mozart. La Orquesta Sinfónica de Roma, el coro Nuova Arcadia y cuatro solistas, bajo la dirección de Pier Giorgio Dionisi, interpretan el Réquiem completo en el majestuoso Complesso Monumentale Donnaregina de Nápoles. ¡Raramente se ve una combinación tan perfecta entre una representación y un lugar de conciertos!

    Mozart comenzó a trabajar en el Réquiem a finales de 1791 bajo la comisión del conde Franz von Walsegg. El conde quería que esta obra conmemorase el fallecimiento de su esposa y, según se rumorea, pretendía presentarla como una composición propia. El músico, cuya salud iba decayendo lentamente, apenas tuvo tiempo de escribir la primera mitad de esta compleja pieza antes de su muerte prematura el 5 de diciembre de 1791. Su alumno Franz Xaver Süssmayr tomó el relevo y, usando todas las notas y borradores que el difunto compositor había dejado, completó la partitura del Réquiem en 1792.

    La trágica muerte del maestro llevó a su viuda Constanze a crear toda una mitología en torno a su obra final: ella negó la contribución de Süssmayr, afirmó que Mozart, moribundo, estaba escribiendo el Réquiem para su propio entierro, e incluso lanzó el rumor de que había sido envenenado. Sin embargo, dejando de lado el drama y las historias macabras, es evidente que el Réquiem es una misa funeraria de una belleza y una emoción asombrosas que posee claramente el estilo y la sensibilidad de su autor principal. La partitura de Mozart / Süssmayr sigue siendo la versión clásicamente interpretada, y suena aún más cautivadora, transportadora y mágica en el Complesso Monumentale Donnaregina de Nápoles.