Opera Tickets Italy

Teatro Goldoni


Settore 1, € 144



La finta semplice, Ópera de W. A. Mozart

La finta semplice, Ópera de W. A. Mozart

Wolfgang Amadeus Mozart compuso la ópera bufa La finta semplice a la edad de 12 años. Formando en un primer momento parte del plan de su padre Leopold para llamar la atención y ganarse el favor del emperador José II, la obra fue, desafortunadamente, víctima de conspiraciones y maquinaciones. Su estreno original en Viena se iba a ver enturbiado por escándalos y difamaciones, y Leopold lo canceló y optó por una representación inaugural a menor escala en Salzburgo en 1769. Debido a las numerosas trabas y arduas peleas en torno a esta ópera, La finta semplice desapareció pronto del repertorio de los siglos XVIII y XIX, pero las reposiciones del siglo XX hicieron que no cayera en el olvido. El Teatro Goldoni de Florencia retoma este clásico de los inicios precoces de Mozart y demuestra que, ya a esa temprana edad, el compositor austriaco tenía madera de genio.

El argumento de La finta semplice deriva de un libreto original de Carlo Goldoni, uno de los grandes nombres de la “commedia dell'arte”. Basándose en él, Marco Coltellini, popular poeta de la corte vienesa, elaboró el texto definitivo. El joven Mozart compuso rápidamente una voluminosa partitura de más de 550 páginas escritas a mano. Los saboteadores de la obra afirmarían más tarde que dicho manuscrito era obra de Leopold y no de su hijo prodigio, pero hoy en día hay pocas dudas sobre la autoría de la música. La calidad de las melodías y la orquestación, sencilla pero a la vez instantáneamente atractiva, son de Wolfgang Amadeus Mozart, sin duda alguna.

El argumento de La finta semplice, que podríamos traducir como “La falsa ingenua” o “La falsa inocente”, nos traslada a la Cremona de mediados del siglo XVIII, donde las tropas húngaras, bajo el mando del capitán Fracasso y del sargento Simone, han acampado. Los dos militares se alojan en casa de los hermanos Cassandro y Polidoro, ambos autodeclarados misóginos y personajes muy conservadores. Fracasso se enamora de la hermana de éstos, Giacinta, mientras que Simone solo tiene ojos para Ninetta, doncella de la anterior. Para poder casarse, las parejas deben obtener la bendición de Cassandro y Polidoro, una tarea nada fácil, si no fuera por el astuto plan de llamar a Rosina, la hermana de Fracasso, una falsa ingenua que desarmará a los hermanos con su belleza y encanto. ¿Funcionará este plan? Encontrarán la respuesta en el Teatro Goldoni.