Opera Tickets Italy

Teatro del Maggio Musicale Fiorentino, Auditorium


No disponible



El trovador, Ópera de G. Verdi

El trovador, Ópera de G. Verdi

Tras el éxito de Rigoletto, Giuseppe Verdi estaba impaciente por volver al trabajo y, sobre todo, por liberarse de las ataduras de la forma operística tradicional. Contrató al libretista Salvatore Cammarano para que reelaborara la obra melodramática española El trovador y le encargó fusionar sus numerosas líneas argumentales en una secuencia de acción continua. Enzarzado en una batalla creativa casi constante entre las convenciones y la innovación, el dúo, con algunos toques finales del poeta Leone Emanuele Bardare, produjo El trovador (Il Trovatore), una ópera dinámica e intensa que fue estrenada el 19 de enero de 1853 en el Teatro Apollo de Roma y que se convirtió instantáneamente en una de las mejores obras de Verdi.

La trama de El trovador es una compleja red de vínculos familiares, rivalidad política y venganza. En medio de todo esto, encontramos la historia de amor de Manrico, un joven trovador bohemio y rebelde, y Leonora, una joven de la nobleza a la que el primero ha conquistado con sus canciones. Por Azucena, la madre de Manrico, nos enteramos de que su propia madre fue quemada en la hoguera por supuesta brujería por orden del viejo conde De Luna. Azucena nos revela entonces que esto le hizo secuestrar y querer quemar al hijo del conde para vengarse, pero que, por error, lanzó a las llamas a su propio bebé y decidió criar al otro niño, que no es otro que Manrico, como si fuera su propio hijo.

Cuando el conflicto militar entre Manrico y el hijo del conde De Luna se intensifica, el joven trovador y Azucena son capturados. Leonora se ofrece al hijo del conde a cambio de la libertad de ambos y, después de que éste acepta, ella se suicida tomando veneno. Furioso, el joven conde De Luna manda ejecutar a Manrico, y entonces Azucena le revela que acaba de matar a su propio hermano, vengando, sin saberlo, la muerte de la madre de la bohemia.

Los giros argumentales en El trovador son numerosos y a menudo difíciles de creer, pero Verdi mantiene todo unido gracias a su dirección musical magistral, como podrán comprobar los espectadores del Teatro del Maggio Musicale Fiorentino de Florencia esta temporada. Cada uno de los personajes principales tiene su parte de protagonismo y hace que el público disfrute de melodías memorables que reflejan las múltiples emociones que se esconden tras la acción en el escenario. Por ejemplo, podemos comparar la agradable y lírica aria Ah si, ben mio de Manrico con su dramática y poderosa Di quella pira, que suena poco después. El Coro del yunque o Coro de los gitanos es otro extracto musical destacable de El trovador, uno de los proyectos de pasión de Verdi que sigue asombrando por su musicalidad y su carga emocional.